• 1 Haciendo Betis con seriedad
    Para solucionar su difícil situación económica, construyendo un proyecto de gestión a corto y medio plazo, que tenga como objetivo la viabilidad económica del Club, la profesionalización de su gestión y la participación de los béticos en este momento crucial para la historia del Betis.
  • 2 Haciendo Betis con corazón
    Definiendo una nueva visión del Club: El Betis es de todos los béticos. Una visión basada en la recuperación de sus señas de identidad, la modernización de la gestión, la extensión del sentimiento verdiblanco y la implicación activa de los béticos en su presente y en su futuro.
  • 3 Haciendo Betis con profesionalidad
    Dotando al club de un esquema de dirección basado en un Organigrama de Dirección y Gestión estructurado, asentando las premisas del modelo de Dirección en torno a un Plan Estratégico, fijando objetivos de equilibrio presupuestario e incorporando a todos los béticos que deseen aportar su capacidad, experiencia y conocimientos a grupos de trabajo dependientes del equipo de dirección.
  • 4 Haciendo Betis con afición
    Para llevarlo al lugar deportivo y social que se merecen un millón de personas que componen el principal patrimonio del club, sus auténticos cimientos y su mejor garantía de futuro. Extendiendo y universalizando el sentimiento bético, recuperando su idiosincrasia, valores y señas de identidad, promoviendo el ser bético desde la infancia y poniendo en marcha un completo programa social.
  • 5 Haciendo Betis con principios
    a través del establecimiento de normas de responsabilidad social y buen gobierno del club, basadas en los principios de transparencia informativa, ética y diligencia en la gestión, participación de todos los béticos y profesionalidad en el modelo de dirección.
  • 6 Haciendo Betis con criterio
    basando la política deportiva del Club en la cantera como base de crecimiento deportivo y económico, la profesionalización y refuerzo de la Secretaría Técnica y una adecuada planificación de la política de fichajes y traspasos basada en criterios presupuestarios y deportivos.
  • 7 Haciendo Betis con todos
    Desarrollando una política de comunicación plural, responsable, transparente y al servicio de los béticos; mejorando la atención y servicios a los aficionados; y haciendo un expreso llamamiento a la participación de todos los béticos en la vida y decisiones del club, que se fomentará mediante diversas vías.
  • 8 Haciendo Betis con dignidad
    Recuperando y regenerando su imagen institucional y el respeto que se merece, haciendo valer lo que representa social y deportivamente en todas las instancias, mejorando sus relaciones institucionales y, en definitiva, convirtiendo al Betis en un referente deportivo y social de primer orden, como corresponde a una de las masas sociales más numerosas de España.
  • 9 Haciendo Betis con esperanza
    Sin pesimismo por su situación económica, con la convicción de que desde la suma de esfuerzos y capacidades por parte de los béticos, desde la creencia en un proyecto común y desde una gestión adecuada del potencial del Club, puede construirse un futuro para el Betis.
  • 10 Haciendo Betis contigo
    Con vosotros, con vosotras, porque eres esencial en este objetivo, porque sin ti nada de esto será posible, porque quien realmente puede hacer Betis eres tú.
  • 1 Yo hago Betis, porque
    Creo que nosotros somos el Betis: un millón de piezas unidas por un sentimiento, un millón de piezas que hemos construido eso que se llama Betis, un millón de piezas que siempre hemos acudido a su llamada y que ahora lo haremos apiñados como balas de cañón para, una vez más, ahora más que nunca, hacer Betis.
  • 2 Yo hago Betis, porque
    Creo que somos mucho más que un sentimiento, que un escudo o una bandera, porque creo que somos mucho más que una sociedad anónima deportiva o un Club, porque somos mucho más que todo eso y más allá de la frontera siempre habrá alguien que diga ¡Viva el Betis manque pierda!
  • 3 Yo hago Betis, porque
    Quiero disfrutar en la grada, porque quiero ver de nuevo a mi equipo en Primera, porque quiero un Betis que nos de alegrías otra vez, porque quiero que se vuelva a poder hablar sobre todo de fúbol.
  • 4 Yo hago Betis, porque
    Quiero recuperar el Betis de siempre, el Betis de mi infancia, el Betis que me enseñaron mis padres y abuelos. Quiero recuperarlo para mí, para mis hijos y para los hijos de mis hijos. Quiero recuperar para todos la alegría de ser bético.
  • 5 Yo hago Betis, porque
    El Betis se merece recuperar su dignidad y su imagen, porque los béticos nos merecemos recuperar la esencia de nuestro Betis, porque el Betis es algo que hemos hecho los béticos durante más de 100 años y somos los béticos quienes debemos seguir haciendo Betis para escribir su futuro.
  • 6 Yo hago Betis, porque
    Creo que es el momento de dejar atrás una etapa y construir una nueva entre todos, porque creo que es el momento de aportar mi grano de arena para que el Betis vuelva a ser Betis al 100% y 100% Betis, porque en definitiva creo en el Betis de todos los béticos. Y ese Betis debemos hacerlo entre todos los béticos.
  • 7 Yo hago Betis,
    En memoria de quienes hicieron Betis en el pasado, esos que hoy están en el Cuarto Anillo del Benito Villamarín, esos que nos dijeron que nunca olvidásemos ese Betis con el que ellos soñaron, ese Betis que ellos se merecen y que nosotros, nosotras, debemos hacer posible.
  • 8 Yo hago Betis,
    Implicándome de forma activa para que salga adelante con lo que puedo aportar personalmente: sacándome de nuevo el carnet o renovándolo, animando a que otros se lo saquen, siguiéndolo a distancia, ayudando a que genere ingresos o participando como voluntario para hacer posible un Betis de los béticos, aportando mis conocimientos, mi experiencia profesional, mi trabajo o mis habilidades, para hacer Betis.
  • 9 Yo hago Betis,
    Y llevo a otros conmigo: a mis amigos, a mi familia, a mis vecinos, a todos aquellos que creen que es el momento de Hacer Betis, implicándose de forma activa en sacarlo de un momento difícil y ayudando a construir su futuro.
  • 10 Yo hago Betis,
    En fin, porque soy del Betis. De un Betis que en su historia ha caído cien veces y otras tantas se ha levantado, los béticos lo hemos levantado, haciendo Betis con dignidad, orgullo, sufrimiento, fidelidad, serenidad, inconformismo, romanticismo, tesón, terquedad, entusiasmo y verde esperanza. En definitiva, y como resume nuestro inigualable lema, Haciendo Betis Manque Pierda.

La Afición del Real Betis Balompié a los largo de la dilatada Historia de la Entidad, ha vivido en diversas ocasiones situaciones en la que su concurso fue tan necesario para que el Club pudiera continuar su normal funcionamiento, que sin dudar un ápice se puso manos a la obra, colaborando estrechamente para conseguir un objetivo, el cual fue en ocasiones difícil de lograr.

Los anales de nuestra Historia citan cuatro situaciones, muy diferentes en su contexto, pero cuyo fondo fue el mismo: la participación económica del núcleo principal de la Afición bética; una masa numerosa que a partir de 1936, habida cuenta las nuevas circunstancias, decidió ponerse manos a la obra para salvar a la Entidad que tanto quiere: el Real Betis Balompié.

  • 1 La crisis de 1936: La Afición se moviliza

    Tras la marcha de D. Antonio Moreno Sevillano, una vez finalizada la gloriosa Liga 1934-35, que fue conquistada por el Real Betis Balompié, la nefasta gestión del nuevo Presidente, D. Francisco Navarro, basada en una excesiva subida de los abonos y de las entradas para los aficionados, provocó que muchos de ellos se apartaran del Club. Sin embargo, una vez finalizada la Temporada, el Betis se había declarado en bancarrota, temiéndose por la desaparición del Club.

    Afortunadamente, una nueva política de precios asequibles unida a la dimisión del Presidente Navarro, junto a un llamamiento a través de prensa, provocó que la Afición se volcara nuevamente, decidiendo apoyar económicamente a la Entidad. Aquello quedó demostrado en la enorme afluencia al Campo del Patronato en dos partidos coperos jugados antes el Gerona y el Osasuna, más otras aportaciones económicas reflejadas por la prensa en acciones de recogida de ayuda en Ecija, Carmona y diversas poblaciones de la geografía andaluza.

    En la Asamblea del 15-5-1936, presidida por Valentín Pérez, las aportaciones últimas para solventar la deuda ascendían a unas 4.519 pesetas, las cuáles es de suponer serían invertidas para apagar los pagos más urgentes. Los mencionados llenos en el Patronato ante Gerona y Osasuna en partidos coperos, significaron otras aportaciones a tener en cuenta; sin embargo, no significaron la solución total de la deuda, aunque sí una importantísima reducción.

    De hecho, la noche del 25 de junio, en la Sociedad Económica de Amigos del País, la Tertulia bética se volvía a reunir, con su Presidente Heliodoro Garrido, "suscribiéndose la obligación de aportar las cantidades suficientes para saldar el déficit de la Temporada. Todo estaba en marcha, inclusive hasta la llegada de algún que otro fichaje, así como el coste de la rehabilitación y mantenimiento del Estadio de la Exposición (acciones exigidas por el Ayuntamiento para la utilización del Real Betis del Estadio), pero la llegada de la Guerra Civil no dio tiempo a más.

  • 2 Los Bonos de Pascual Aparicio 1950: Una ayuda más a la Entidad

    Rememorando los tiempos en que el Club militaba en la Tercera División, un sencillo propietario de una consignataría de Aduanas, se echó al Betis a sus espaldas. Durante sus años al frente de la presidencia fue el encargado de costear los gastos más pesados. Sin embargo, en 1950 la deuda de la Entidad era insoportable: 80.000 pesetas, las cuáles debían cubrirse para poder pagar los gastos más urgentes, así como certificar la continuidad del Club en la Categoría Nacional. Unos días antes de la Asamblea celebrada el 25 de junio de 1950, concretamente el día 20, se emitió el anuncio sobre unos bonos en los que se pedía la colaboración económica de los aficionados. Unos días después, en dicha Asamblea se recogieron las suscripciones los bonos, entregados por los aficionados a los directivos Benítez y Calleja.

    Aquellos bonos eran títulos reintegrables de 250 pesetas, valederos para presenciar partidos. Fruto de aquella desinteresada y extensa participación del beticismo, el Club pudo planificar una Temporada en la que se fichó a Domíguez I por 35.000 pesetas, quien resultó en aquella Campaña ser el principal goleador de todas las categoría en la Historia del Real Betis Balompié, finalizando además el Club en segunda posición en la Tabla, pudiendo clasificarse para la Fase de Ascenso a Segunda División.

  • 3 Un momento decisivo 1992: La conversión en S.A.D.

    El plazo otorgado por las altas instancias deportivo-institucionales no iba más allá del 30 de junio de 1992, fecha ésta impuesta como límite para la conversión efectiva del Club en Sociedad Anónima Deportiva.

    La Comisión Mixta del Consejo Superior de Deportes y la Liga de Fúbol Profesional fijaron una cantidad a ingresar de 1.175 millones de pesetas. El total se hallaba entre las más altas cantidades estipuladas de entre la totalidad de las entidades que formaban la Liga de Fúbol. El no tener ingresado el capital exigido, conllevaría al Club a un descenso administrativo a la Segunda División B, lo cual hubiera significado una hecatombe que tal vez habría hecho desaparecer a la Entidad.

    La cuenta atrás para la Conversión en Sociedad Anónima comenzó para el Betis en la Asamblea Extraordinaria celebrada el primer día de junio: 275 socios acudiero, aportando diversos capitales. El domigo 22 de junio de 1992, los ingresos ya totalizaban 312.010.000 pesetas, una cifra aún alejada a lo exigido; sin embargo las cantidades fueron subiendo progresivamente, de tal manera que a falta de dos días para la llegada de la temida fecha, la infantería verdiblanca ya había reunido poco más de 361.000.000. En total, hasta las doce de la noche del 30 de junio, los béticos habían ingresado más de 400 millones de pesetas, una cantidad que hubiera cubierto casi la totalidad de capital exigido a muchos otros clubes de Primera o Segunda División.

    La fiel infantería verdiblanca continuó adquiriendo acciones. Sin ir más lejos, por ejemplo, el 3 de julio del 92 se habían suscrito muchas acciones a título personal, cuantificadas en el precio mínimo de la acción (diez mil pesetas); mientras que otros béticos suscribieron más 4 o 6 acciones por cabeza.

    Para la Historia quedó aquella enorme participación de la Afición cuando su Betis más la necesitaba. Las Peñas se movilizaron, otros béticos ajenos al Club también pusieron su grano de arena; desde el famoso hasta el anónimo. El Betis se había movilizado.

Subir